Gran Canaria, un paso más en el desarrollo de la RSC

Otra iniciativa, para fomentar el desarrollo de la RSC.Sitio de debate y sobre todo, divulgación de la RSC entre as empresas.

Canarias forma su Clúster de Responsabilidad Social

Este proyecto fue presentado ayer en el Centro de Iniciativas Culturales de La Caja de Canarias

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA Una veintena de empresas de todo el Archipiélago forman ya parte del Clúster RSCanarias, una asociación creada para fomentar la Responsabilidad Social Empresarial en Canarias. Este proyecto fue presentado ayer en el Centro de Iniciativas Culturales de La Caja de Canarias (Cicca) de la mano del director general de Global, Daniel Pérez, el socio del Gabinete de Abogados Garrigues, Víctor de la Torre, y la gerente de la Fundación Disa, Raquel Montes.

“Se trata de crear un foro de debate y de intercambio de experiencias para pensar sobre qué es la responsabilidad social empresarial en general y cómo debería ser en Canarias en particular, porque cada región tiene una idiosincracia y unas necesidades específicas”, señaló Víctor de la Torre.

Aprovechando el auge que está tomando el concepto de responsabilidad social en la actualidad, este conjunto de empresarios quiere dar a conocer la labor que se realiza desde esta perspectiva y hacerla más visible a la sociedad. “Desde el Clúster se van a organizar eventos de divulgación, sensibilización e intercambio de buenas prácticas entre empresas canarias, así como seminarios y congresos de formación, con expertos nacionales e internacionales, para alcanzar un nivel de sostenibilidad mayor en la actividad empresarial desarrollada en Canarias”, explicó Daniel Pérez

Fuente: http://www.laprovincia.es

Interesante iniciativa sobre la responsabilidad entre las góndolas Carrefur.

Minientrada

La Responsabilidad Social entre las góndolas

Se decidió fortalecer el trabajo en tres ejes: inclusión social, nutrición y medio ambiente.

Todo se puede cuando uno se lo propone”, parece una frase hecha, pero son palabras expresadas por Maximiliano Olivari, uno de los participantes del programa “Sumando Voluntades por los Jóvenes con futuro”, que en Carrefour llevamos adelante junto al Ministerio de Trabajo de la Nación. Maximiliano tiene 24 años, proviene de un hogar humilde y no culminó sus estudios. Durante 2010, realizó prácticas calificantes en una de nuestras sucursales de Pilar, experiencia que hoy le sirve para formar parte de nuestro equipo. Fue esta frase la que me motivó a pensar que si logramos establecer este concepto, aunque sea en uno de los jóvenes del programa, los esfuerzos realizados valieron la pena.

¿Cuánta energía invertimos para cuestionar lo que hacen o dejan de hacer ciertos actores de la sociedad? O por el contrario ¿cuántas veces nos preguntamos qué es lo que podemos hacer, además de exigir a otros? Desde nuestro rol de compañía, nos hicimos muchas veces esos cuestionamientos y descubrimos que es posible hacer algo al respecto.

Durante mucho tiempo trabajamos muy fuerte en aportes puntuales, donaciones y filantropía. Hace pocos años, hemos decidido reflexionar seriamente sobre nuestro aporte a la sustentabilidad y la premisa “enseñar a pescar en lugar de regalar el pescado” (una manera muy sencilla de describir sustentabilidad) surgió en nuestra estrategia y hemos decidido crecer sobre ese concepto.

Fuimos descubriendo que, antes que nada, debíamos establecer y transparentar nuestros compromisos sobre la sustentabilidad con la sociedad en general. Es por eso que firmamos el Pacto Global de las Naciones Unidas, comprometiéndonos a evolucionar y a ser evaluados por los distintos indicadores de sustentabilidad. Además, comenzamos a publicar de manera anual nuestro reporte de sustentabilidad, en donde comunicamos de forma clara y transparente el accionar y las responsabilidades de Carrefour a todos nuestros grupos de interés.

A partir de allí, establecimos nuestro desafío: que toda la compañía concentre sus esfuerzos para conseguir impactos reales y sustentables en el tiempo. Decidimos focalizar nuestro trabajo en los tres ejes que mas cerca están de la naturaleza de nuestro negocio: promover la inclusión social a través de la generación de oficios, colaborar con la nutrición de quienes más lo necesitan y concientizar sobre la importancia del cuidado del ambiente.

Finalmente, teníamos que ponerle un nombre para identificarnos y para que nos sirva de guía inspiradora. Así nació “Sumando Voluntades”, el programa que abarca a todos los programas de RSE de Carrefour. Proveedores, empresas, gobierno, ONGs, emprendedores, jóvenes e instituciones educativas. Esta es nuestra experiencia y queremos seguir encaminados hacia ese rumbo porque hemos logrado resultados inesperados.

Un ejemplo es nuestro trabajo junto al Ministerio de Trabajo, con el que encaramos el programa que brindó a más de 150 jóvenes de bajos recursos su primer experiencia laboral. A esto se suman las acciones a favor del cuidado del medio ambiente, junto a Tetra Pak y P&G y la articulación con Fundación Conin para educar sobre hábitos de alimentación responsable, entre muchos más.

En conclusión, la asociatividad es un factor que genera un fuerte valor agregado, a la hora de elaborar programas de RSE. Una vez planteada la estrategia, los objetivos, las responsabilidades y los desafíos de la compañía, tener en cuenta la alianza con los diferentes sectores puede ser muy beneficioso para las partes involucradas.

Fuente: http://www.cronista.com