Empresas y ONG ¿realmente pueden colaborar?

Esta semana asistí a un seminario sobre Alianzas para el desarrollo, Empresas y ONG. No voy a dar nombres porque no es mi intención denunciar sino, más bien, crear conciencia y sensibilizar, así que me limitaré a contar mis impresiones sobre este tipo de colaboración.

El seminario estaba organizado del siguiente modo: dos mesas con una ONG  (en ambos casos fueron ONG internacionales) y  empresas, 6 en total que también eran  internacionales.  Entonces en cada mesa, había una ONG con 3 empresas con las cuales mantenía alguna alianza de colaboración. Cada mesa comenzaba con la presentación de la ONG contando su filosofía, misión, tamaño y luego las empresas contaban qué hacía con la ONG en cuestión, desde cuándo y por qué.

Mis impresiones: Existe  una concepción errónea del papel de las empresas en el desarrollo y con la sociedad toda. La participación o el involucrarse con una ONG, es considerado como una cuestión de filantropía y trabajo social. De las 6 empresas que participaron ninguna mencionó su deber y responsabilidad para con la sociedad por el uso y en muchos casos abusos de los recursos globales.

Las alianzas corporativas que se presentaron en este seminario, esto no quiere decir que todas sean así, fueron entre empresas cuya actividad comercial nada tiene que ver con la misión de la ONG, por ejemplo, un banco en  alianza con una ONG para la infancia. ¿No sería más correcto un Banco en alianza con una ONG de micro emprendimientos o micro-finanzas?

Se supone que estas alianzas  son una colaboración entre dos partes, empresas y ONG, sin embargo los proyectos que se llevan a cabo no son de colaboración, o sea, de trabajo con, sino que las empresas actúan como un intermediario entre la sociedad y la ONG, por ejemplo, una empresa de muebles vende ositos de peluche y dona ese dinero a una ONG para la infancia, por supuesto que existe un aporte por parte de la empresa pero éste es mínimo, la mayor parte viene del consumidor. Por otra parte, la ONG aprovecha la empresa para sumar apoyos a su causa.

A pesar de la insistencia en la pregunta, ninguna empresa mencionó cómo influyen estas alianzas en su cadena de valor y, en caso que haya, cuáles son los cambios profundos que identifican a partir de tales alianzas de colaboración.

Por último, lo que más me llamó la atención, es que ningún empresario/empleado presente, sabía cuánto dinero su empresa invertía en RSC, lo cual me parece muy extraño y hasta falso.

Mis propuestas: las empresas deben hacer alianzas de cooperación con ONG en los países en los que actúa y sobre temas/actividades que la empresa controla.

En este tipo de colaboración, la riqueza que aporta la ONG es el respeto y los medios para actuar de manera responsable, tanto con la comunidad como con el medio ambiente y demás stakeholders. Y la riqueza que aporta la empresa, es el modelo de negocio sostenible y la practicidad.

La empresa se sirve de la ONG para mejorar o mantener su buena imagen y la ONG se sirve de la empresa por los fondos que le aporta. Máxima sinceridad en las intenciones que no tienen por qué ser malas.

Finalmente y para ir cerrando el tema, deben exigirse, por ambas partes, máxima transparencia y profesionalidad.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s